Nada es más irresistible que una cosa prohibida para trasgredir”

Los Trastornos de la Conducta Alimentaria se caracterizan por ser una renuncia gradual a todo lo que es fuente de placer.

Las personas que desarrollan un trastorno alimenticio tienden a ser personas con dos características muy marcadas: excesivamente inteligentes y excesivamente sensibles. Por tales razones, tienden a percibir el mundo como un lugar injusto, difícil, agresivo, en el que sufren (o pueden sufrir) y se sienten incapaces de enfrentarlo. Por tal razón, optan por anestesiarse emocionalmente y la “mejor” manera de hacerlo es a través de la alimentación.

  • Restringiendo la alimentación a tal punto que se pierde la sensación de placer y con ésta, se anestesian también todas las otras sensaciones (rabia, dolor y miedo).
  • Al no poder mantener el exceso de control (Anorexia), llegan a perder el control llegando a lo que en Terapia Breve Estratégica hemos definido como el vomiting: comer y vomitar como estrategia para no tener que sentir nada.
  • Atragantarse de enormes cantidades de comida hasta llegar a un problema de obesidad mórbida siendo las capas de grasa y de peso las que protegen a estas personas del contacto con el mundo. Hasta que su única compañía es la comida.

Lo anterior es reforzado por los estándares de belleza sociales basados en la idea que sólo las personas delgadas son bonitas, apreciadas y atractivas para el sexo opuesto. Por lo mismo, las gordas son rechazadas y no atractivas para el sexo opuesto con lo cual al estar en sobre peso, la probabilidad de establecer una relación de pareja es casi ninguna. Y aunque puede parecer paradójico, esa puede ser la mejor solución al sufrimiento.

 

  • Anorexia

“El control alcanzado gradualmente,

se convierte en una prisión, en una armadura compacta.

Una prisión de la cual la persona ya no puede salir.”

 

  • La paradoja de la anorexia es que se presenta en las personas que tienen el privilegio de escoger lo que desean comer.
  • Puede empezar como un comportamiento de saltarse o evitar algunas comidas, en especial, en las noches.
  • Al inicio es difícil porque sienten hambre pero en la medida que se repite la conducta, van dejando de sentir hambre y eso es vivido por estas personas como un triunfo.
  • Un triunfo motiva al siguiente triunfo hasta que poco a poco logran pasar un día completo sin comer o ingiriendo muy pocos alimentos. Ser capaces de no comer va generando una sensación de control tanto sobre la alimentación como sobre la propia vida. Como consecuencia, no están dispuestas a perder ese control y eso las motiva a mantenerlo.
  • En el caso de una anorexia en adolescentes (entre los 11 y 16 años) el comportamiento restrictivo empieza a generar toda la atención por parte de las familias lo que a su vez, mantiene y refuerza la conducta restrictiva.
  • En el caso de personas adultas, puede ser una forma de mantener una pareja o de no tener que enfrentar el hecho de no tenerla con lo cual se piensa que se está evitando el sufrimiento.

 

  • Vomiting

“Entre el placer y la culpa, vence siempre el placer”

Nietzsche

“Cerca del 50% de las personas anoréxicas modifica con el tiempo la conducta alimentaria restrictiva en atracones seguidos de vómito auto inducido, como práctica de control del peso, del mismo modo que es bien sabido que el 30% de los casos de sobre ingesta, partiendo del polo opuesto del trastorno alimentario, se desarrollan siguiendo el mismo modelo patológico (atracones y vómito). En ambos casos, si el ritual de comer y vomitar se intensifica hasta convertirse en un hecho cotidiano, al cabo de unos meses el acto de vomitar como acto compensatorio destinado a la gestión de los efectos del atracón, se transforma en un placer compulsivo. Al llegar a este punto, los sujetos ya no vomitan porque han abusado de la comida, sino que comen en exceso deliberadamente para vomitar después”.

 (Nardone et al., 2011, tomado del libro Hartarse, vomitar, torturarse escrito por Giorgio Nardone y Matthew D. Selekman).

  • Este trastorno puede desarrollarse como la consecuencia de una conducta de absoluta restricción en la alimentación (anorexia). El exceso de control las acaba llevando a perder el control.
  • Cuando no es una consecuencia de la anorexia, empieza con una conducta de comer y vomitar esporádicamente hasta que a fuerza de repetir en el tiempo, como cualquier conducta, se convierte en un hábito placentero.
  • El vómito se convierte en la “mejor” manera de poder comer enormes cantidades de comida sin ganar peso.
  • La vida se termina reduciendo a comer y vomitar por lo que pueden empezar a quedarse solas y eso, a su vez, refuerza que su única relación sea la relación con el vómito.
  • Es una perversión basada sobe el placer.

 

  • Bulimia

El que devora por fuera es porque tiene algo que lo devora por dentro”

 

  • A diferencia de la anorexia y el vomiting, la bulimia, definida desde la TBE como el patrón de ingerir enormes cantidades de comida sin vomitarlas, las personas que presentan este trastorno están en altos niveles de sobre peso.
  • El peso las protege del contacto con el mundo sobre todo en términos de pareja.
  • Ser gorda en la sociedad actual no es atractivo por lo que la gordura las protege de tener que enfrentar el mundo, de salir, de correr el riesgo de querer y ser queridas y por lo mismo, de poder sufrir.
  • Son personas que por lo general, han pasado su vida intentando hacer dieta y a fuerza de intentar y fracasar, pierden el control y se dejan llevar por la comida.
  • Muchas veces la única relación que tienen es con la comida. En otros casos pueden ser personas con buenas relaciones de amistad pero completamente solas en el aspecto de las relaciones de pareja.

 

Un trastorno alimenticio nace cuando las personas no logran manejar el placer frente la comida. Empieza con la idea que tienen las personas de querer tener bajo control la alimentación, con lo cual recurren a las clásicas dietas, todas basadas en algún tipo de restricción. El problema de restringir es que con cada restricción, existe una mayor trasgresión porque lo prohibido es lo más anhelado. Por eso las dietas funcionan mientras las personas las hacen, pero después de un tiempo vuelven a ganar el peso perdido y a consumir todos los alimentos que habían dejado.

logolivelifenutrition

La mejor manera de aprender a manejar la alimentación de manera sana y sobre todo placentera es permitiéndose los alimentos, aprendiendo que todos en la justa medida pueden ser sanos y útiles para el cuerpo porque es la dosis la que hace al veneno. Es por esto que trabajo de la mano de un equipo el nutricionistas de Live Life Nutrition for the Soul donde contrario a prohibir, se encargan de permitir los alimentos para lograr una vida sanamente equilibrada.

 

Artículos Relacionados

¿Cómo hacer que un plan funcione? – Entrevista El Diario de Diana

La alimentación ha pasado de ser un motivo de alegría y placer a ser un motivo de angustia y culpa. Mientras sigamos comiendo por restricción y no por placer, sentarnos a comer va a seguir siendo una tortura.    

Hacer ejercicio con la barriga vacía

La alimentación y el ejercicio son importantes tanto para la salud física como para la salud mental de las personas. Sin embargo, es importante tener en cuenta las características de cada cuerpo y de cada persona al momento de decidir tanto los hábitos alimenticios como el ejercicio. Este artículo puede ayudar a tener una mayor […]

Finalmente me estoy enamorando de mi cuerpo

La única constante en la vida es el cambio, dijo Buda hace más de cuatro mil años y esto aplica también para los cánones de belleza a lo largo de la historia de la humanidad. Sin ser una experta en arte y teniendo únicamente unos conocimientos muy básicos al respecto, recuerdo que una de las […]