Actitud

V (cuánto vales como persona) = C (conocimiento) + H (habilidad) x A (actitud).
Lo que más vale de todo esto es la actitud. Las demás variables pueden faltar pero todo se compensa si tenemos actitud, si sabemos ser agradecidos. No se trata de hacer cosas extraordinarias sino de disfrutar las cosas ordinarias, los placeres cotidianos de la vida. Pero ver esas cosas cotidianas como cosas extraordinarias o simplemente darlas por sentado, depende 100% de nuestra actitud.

A

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *