En una famosa clínica psiquiátrica en Alemania, había un paciente con una dificultad particular: no paraba de aplaudir. Los médicos y los psiquiatras, incapaces de ayudarlo, le pidieron ayuda a un terapeuta externo. Al llegar al hospital, el psiquiatra le presenta el caso al psicólogo y le pide al paciente que le explique al terapeuta por qué aplaude constantemente. El paciente le responde: “Para hacer desaparecer a los elefantes”. El psiquiatra, siguiendo la lógica del examen que estaba haciendo le dice: “Pero si en Alemania no hay elefantes”. A lo que el paciente le responde: “Ve usted, ¡funciona!”.

 

Son pocos los ejemplos que como este, ilustran la lógica aparentemente absurda sobre la cual se estructura un trastorno mental y comportamental, en este caso, definido como un Trastorno Obsesivo Compulsivo. En otras palabras, la irrefrenable compulsión de poner en práctica comportamientos y pensamientos de manera repetitiva, ritualizada, lo cual impide que una persona pueda llevar a cabo el resto de su vida de manera normal.

 

El ejemplo anterior confirma el planteamiento que se ha venido desarrollando desde el siglo VI, a.C., según el cual no existe una única realidad verdadera sino tantas verdades subjetivas como se puedan pensar. Es decir que la realidad varía dependiendo del punto de vista que adoptamos para observarla por lo cual cualquier conocimiento del mundo “externo” está mediado por nuestro sistema sensorial y cognitivo. Es así como no existe un conocimiento “verdadero” de lo que “es” el mundo –si por verdadero entendemos el conocimiento objetivo independiente de cualquier condicionamiento-, porque cada acto cognoscitivo implica que quien está observando, está interviniendo. De manera que cada persona se convierte en el <> de la realidad que percibe, y no sólo un receptor pasivo de estímulos externos.

Sobre este planteamiento se estructura la Terapia Breve Estratégica, la cual abandona la premisa de un conocimiento absolutamente ‘verdadero’ y definitivo de la realidad lo que le permite pasar a ocuparse de manera más ‘funcional’ del conocimiento y el comportamiento. Esto se conoce como ‘conocimiento operativo’ y es el paso de un conocimiento de la realidad “objetiva”, a la realidad que cada persona construye con lo cual es posible intervenirla de manera eficaz sobre sí misma. Trabajar sobre el conocimiento operativo significa ocuparse de desarrollar siempre una mayor capacidad de gestionar estratégicamente la realidad que nos rodea siendo eso lo que hace un terapeuta estratégico: “Se parte de la convicción de que el trastorno psíquico y comportamental está determinado por la percepción de la realidad propia del sujeto; es decir, por su punto de observación que hace que perciba (o mejor, construya) una realidad ante la que él reacciona con una conducta disfuncional, también denominada <>. La conducta disfuncional, a menudo, es la mejor reacción que el sujeto cree que puede ejercer en una determinada situación (…). La intervención terapéutica está representada por el desplazamiento del punto de observación del sujeto, desde su rígida y disfuncional posición perceptivo-reactiva, a una nueva perspectiva elástica, no rígida y con más posibilidades perceptivo-reactivas (…). El cambio de perspectiva produce un cambio en la percepción de la realidad que cambia la realidad misma, determinando, como consecuencia, el cambio de toda situación y de las reacciones a ella” (Nardone, 1992). De manera que es la terapia la que debe adaptarse al paciente y no al revés.

La Terapia Breve Estratégica es un modelo de intervención psicológica creado y desarrollado por Giorgio Nardone y Paul Watzlawick como una evolución del modelo de Terapia Breve del Mental Research Institute (MRI) de Palo Alto, dirigido por Bateson y Jackson en California, Estados Unidos y por el trabajo clínico llevado a cabo por Milton Erickson. Desde 1987, Giorgio Nardone ha venido trabajando en el desarrollo y evolución de la intervención Estratégica en el Centro di Terapia Strategica (CTS) en Arezzo, Italia donde cuenta con la escuela de especialización en Terapia Breve Estratégica para italianos y programas de formación en educación superior para extranjeros, siendo ambos reconocidos y certificados por el Ministerio de Educación de Italia.

Los seres humanos nos seguimos negando a ver que existen formas de prevenir problemas y patologías. Formas como promover el ejercicio físico, una dieta sana, moderación en el consumo de alcohol y la abstención del cigarrillo y las drogas.

Frances Allen, MD.